Presoterapia

Se trata de un “traje” con cámaras de aire separadas, que se colocan alrededor de los miembros. Al hincharse con distintas presiones realizan un masaje que moviliza el flujo venoso y linfático, desde los tobillos hacia los muslos. Esto mejora el aclaramiento del líquido extracelular, reduce la hinchazón, la inflamación y los edemas, alivia la fatiga de las piernas y ayuda a distribuir el oxígeno a través de todo el cuerpo.

Cada sesión de presoterapia suele durar unos 30 minutos es recomendable someterse a una semanalmente durante varias semanas. Se puede combinar con otros tratamientos para desintoxicar, reafirmar, tonificar, mejorar la circulación y el drenaje linfático… Lo que repercute en una disminución de la celulitis.

También es una buena opción terapéutica coadyuvante para ciertas afecciones médicas, como la hipertensión o la diabetes. Un flujo sanguíneo adecuado puede ayudar a aliviar el entumecimiento o dolor en las extremidades y prevenir la decoloración de la piel debida a una vascularización deficiente.

Los comentarios están cerrados.