La colocación de implantes de gemelos es un procedimiento dirigido a :

  •  Mejorar el contorno corporal de una mujer u hombre que encuentre que sus piernas son demasiado finas
  •  Conseguir un aumento en el volumen de las piernas tras ciertas enfermedades, accidentes o lesiones que provoquen una atrofia de la pantorrilla

Los implantes consisten en un envoltorio de silicona relleno de gel cohesivo. Se trata de prótesis bidimensionales adaptadas a las características de la pierna.
El método de colocación del implante depende de la anatomía del paciente y de nuestra experiencia. La incisión se hace en el pliegue de la rodilla. Una vez que se ha seleccionado el implante adecuado, se sitúa en un espacio creado por detrás de la fascia del gemelo, de tal manera que cumpla las expectativas de cada caso particular. Se pueden colocar 1 o 2 prótesis, teniendo en cuenta que deben quedar “cómodamente” implantadas, y no a tensión en un bolsillo estrecho.
Posteriormente se coloca un vendaje compresivo en toda la pierna, para evitar un edema y el desplazamiento de los implantes.
Tiempo quirúrgico / Hospitalización

2 horas/ 24 horas

Anestesia

Anestesia general, epidural o local con sedación

Recuperación

Se suelan dejar drenajes durante algunos días. El cansancio y ciertas molestias, que se tratan con medicación, son frecuentes al principio, pero a los tres o cuatro días se puede realizar una actividad relativamente normal. Se debe llevar una media adecuada durante 4 semanas. Las piernas tardan algún tiempo en recuperar un aspecto completamente normal. El trabajo se reinicia a los pocos días, dependiendo del nivel de actividad que requiera. Las cicatrices estarán endurecidas y rosas al principio, después se irán atenuando hasta hacerse muy poco evidentes.

Resultados

Los pacientes sometidos a este tratamiento mejoran en aspecto y en autoestima al encontrarse más seguros con su nueva anatomía.

Los comentarios están cerrados.